Las caras

En Soleae estamos luchando por una agricultura sostenible y respetuosa con el medio en el que se encuentra, que permita un desarrollo socio-económico, en un lugar tan delicado como es un Parque  Natural, buscando una alternativa a las producciones intensivas y a la industrialización de los alimentos, para ofrecer un producto sano y de calidad.

El proyecto de Soleae nace en el transcurso del año 2008, de manos de dos emprendedores María Hernández, Licenciada en Biología y Jesús Ángel Blanco, agricultor, que funden sus experiencias para desarrollar un proyecto innovador, en cuanto a que se desarrolla en un medio rural en retroceso donde la corriente actual conduce a la desaparición del sector agroalimentario en el entorno de montaña donde nos encontramos.

El espíritu que nos empuja, está fuertemente ligado al desarrollo rural sostenible, dentro de un marco económico que permita aprovechar los recursos naturales, siendo solidario con el entorno donde se encuentran.

NUESTRO ESPÍRITU

El Espíritu de SOLEAE se puede resumir en unas pocas palabras:

“AGRICULTURA TRADICIONAL y FAMILIAR para un DESARROLLO RURAL SOSTENIBLE con la CALIDAD como pricipio”.

– Agricultura tradicional y Familiar: porque el modelo agrario sostenible medioambiental y empresarialmente hablando, es la agricultura solidaria con el medio ambiente en el que se desarrolla y la vinculación familiar garantizaran el relevo generacional que hemos perdido. Debemos utilizar prácticas ambientales sostenibles y además, de rescate de modelos tradicionales como son; los bancales y terrazas, junto con la recuperación de olivares centenarios de nuestras variedades autóctonas y su singularidad

– Desarrollo rural sostenible: La palabra Sostenible no concierne solo al modo de cultivar, también es la forma de mantener el cultivo durante muchos años; social, ambiental y económicamente.

– Calidad: produciendo alimentos sanos y de calidad, como única opción que permite a productos tan especiales y ligados a su entorno destacar por sus cualidades y  no por el precio.

Por ello, SOLEAE nace con el fin de cerrar el ciclo productivo, desde el cultivo del olivo en la tierra hasta que el aceite obtenido se distribuye al consumidor.

Solo así se puede garantizar un único criterio en todo el proceso de producción, siendo SOLEAE garantía de calidad.