Ocal

Nuestro gran descubrimiento

Tan escasos son los olivos Ocales que cultivamos en la Sierra como la bibliografía y documentación que tenemos de ellos. Por el contrario son siglos los que lleva prendidos a estas laderas serranas que los han visto desaparecer con el auge de otros cultivos y la despoblación rural, hasta encontrarlos solamente en algunos municipios de la zona norte de la Sierra.

EL OLIVO DE OCAL

La variedad de olivo Ocal gozo de su esplendor hace varios siglos en la Sierra de Salamanca. Una variedad de olivo rustica y muy adaptada al entorno de montaña que fue perdiendo terreno a favor de la manzanilla cacereña, variedad más orientada al cultivo de la aceituna de mesa que económicamente resulta más rentable. En la actualidad son muy pocas las parcelas donde podemos encontrar Ocales, pues en la mayoría de los casos son pies de olivos sueltos, en esquinazos o rincones donde encontramos Ocales que probablemente deben su existencia a la nostalgia.
La variedad Ocal es más apta para la elaboración de  aceite, de gran porte y muy resistente al Repilo( hongo que afecta a las hojas), es muy sensible a la mosca del Olivo (Dacus Oleae), también es sensible a Colletotrichum ssp (Aceituna Jabonosa) a Tuberculosis y podredumbre apical.  De gran vigor y crecimiento muy rápido, presenta grandes látigos colgantes, con hojas anchas.

LA ACEITUNA OCAL

Su fruto generalmente es grande, alargado y oval. De ciclo medio a tardío y con una maduración regular.
Apta principalmente para aceite, con un rendimiento graso de hasta un 16%.
Sinonimias: Aceituna de Cártama, Gordal Castellana, Gordal Ecijano, Llorón de Castuera, Pudriaco.

EL ACEITE DE OCAL

El zumo de la variedad  Ocal recolectada en verde o en su envero (momento óptimo de maduración) nos ofrecen  frutados intensos y amplios con recuerdos predominates a verdura y hortaliza fresca,  flavor a alcachofas frescas, nueces, heno ,vainas de leguminosas, guisantes y tomatera, astringencia media,  amargor medio y un picante guindilla intenso y persistente. El post gusto recuerda a  frutos secos, predominando las nueces verdes.

La cantidad de ácido oleico en esta variedad es media – alta, estando en torno al 70%. Cabe destacar además la alta concentración de poli fenoles totales.