Nuestros Olivares

Nuestros olivares se asientan repartidos en los términos municipales de Herguijuela de la Sierra, Lagunilla y Garcibuey, en la provincia de Salamanca. Diseminados en distintas laderas, cañones o cerros donde disfrutan de microclimas particulares, generalmente orientados al sur.

Las parcelas tiene tres características principales:

Minifundios; son muy pequeñas de entre 8 a 60 olivos, ya que no se ha hecho la concentración parcelaria. Esto implica un mayor coste por la diseminación de las parcelas.

Bancales o terrazas: este antiguo y laborioso método utilizado históricamente para poder vencer la inclinada pendiente de estas montañas, es también un gran inconveniente para su laboreo y recolección, ya que no se puede mecanizar las labores implicando gran cantidad de trabajo manual.

Olivos Multicentenarios: La inmensa mayoría de los olivos que se cultivan en toda la Sierra de Francia son olivos de más de 100 años, que al igual que las personas y otras variedades de plantas tienen menor vigor foliar y productivo y un coste de tratamientos mayor.

Estas tres características que a priori pueden ser entendidas como grandes inconvenientes, son para nosotros un gran aliciente por su privilegiado ecosistema que nos permite obtener aceites exclusivos, por la estructura de la tierra, la pluviometría de la zona y las temperaturas suaves al abrigo de los picos de la montañas.